QUE DIA ES HOY?  EL FRAUDE DE CALENDARIO. autoras: 

eLaine Vornholt Laura Lee Vornholt-Jones

FRAUDE DE CALENDARIO:  ¿Que día es hoy?


eLaine Vornholt

&

Laura Lee Vornholt-Jones

Artículo original en ingles visite:
www.4angelspublications.com 
Traducido al castellano con autorización de las Autoras originales por
www.calendariodelcreador.com  


Todas las escrituras citadas provienen de la Biblia Sagrada Reina Valera Gómez excepto en los casos donde se cita otra versión.

Otros libros de estas autoras:

The Great Calendar Controversy: Time through Time
Treasures from Trash
(La Gran Controversia de Calendario: Tiempo a través de Tiempo
Tesoros de la Basura

Para solicitar permiso para traducir esta obra a otro idioma por favor solicite su pedido por
escrito a, las autoras en la dirección postal:

P. O. Box 421

Colbert, Washington, 99005, USA

O por e-mail: 4AngelsPublications@gmail.com


Copyright © 2010 by eLaine Vornholt and Laura Lee Vornholt-Jones
ISBN:

El permiso por la presente es dado a reproducir, en total o en parte, para propósitos generales de la educación y la información. Las copias no pueden ser vendidas para el lucro. Si copiando sólo en parte, los capítulos o los apéndices son de ser copiados en su totalidad. Todas las copias incluirán la primera página y una copia de esta página.


Reconocimientos

Carol Williams: Estamos agradecidas a usted y al Centro para Investigación Adventista en la Universidad de Andrews para obtener para nosotros numerosas copias de papeles de investigación, las cartas, los gráficos y los documentos de la extensa colección Grace Amadón. Fue una tarea monumental, pero la información contenida fue de valor incalculable para nuestra investigación.

La Familia Doss: Su dedicación al Creador y su compromiso para seguir la verdad, sea el coste lo que se pueda, es una inspiración. Es un honor de trabajar con los que han sido preparados "para tiempos como estos".

Liam R. E. Quin: Gracias tanto por ayudarnos a adquirir la imagen de Torturas y Tormentos de Mártires Cristianos. ¡Su contribución por último trajo a un fin a una búsqueda de un año! Gracias, también, para la información adicional que usted proporcionó acerca del autor y el engravado.

Penny Brown: ¡Que bendición usted es! Su dulzor y la preocupación amorosa son un verdadero ánimo. Gracias por la información del Museo de Tierras Bíblicas, Jerusalén, confirmando el calendario lunar encontrado en una tableta de arcilla que data del tiempo de Abraham.

Estamos agradecidos para toda la investigación que ha ido antes de nosotros que nos ha permitido conseguir acceso a lo mejor de las antiguas fuentes de información.

Dedicaciones

Este libro es dedicado con cariño a Grace, eLise, Claire-Lynne, Carl, y Angèlle Vornholt-Jones y el Príncipe pequeño Abraham Aiad. La necesidad más grande hoy es la necesidad de jóvenes: jóvenes que no serán comprados ni serán vendido, los jóvenes que, en el interior de sus corazones son verdaderos y honestos, los jóvenes cuya conciencia es tan verdadera al principio como la aguja al polo norte, jóvenes que se mantiene derechos aunque el cielo caiga. Que seáis tales héroes de fe, significando la verdad, testigos para vuestro Padre que está en el Cielo.


Contenido

Guerra sobre Veneración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6 Historia de una Mentira . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Tiempo por Diseño. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14

La Conspiración mayor de todos los Tiempos

Un Ciclo de Semanas Continuas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29

El niño cambiado: La metamorfosis de Cristianismo en Paganismo. . . . . .. . . . . . . . . 39 Calendario Bíblico: Proscrito. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45 Cambiar el Calendario: Signo Papal de Autoridad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55 Origines de Saturno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63

Sábado en la Biblia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .                  . . . . . . . . . 75

                  El dios Oculto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   . . . . . . . . 85

Advertencia! . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..............  . . . . . . . . 99

Batalla de Armageddon . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . ...........  . . . . . . . 108

Apéndices

A.   El Problema de la data de Crucifixión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . 115

B.   Historia del Mundo: Historia del Calendario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .           . 121

C.   Daniel Advierte un Cambio de Calendario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .124

D.   Reforma de Calendario Francés: La de-Cristianización de Francia. . .. . .. . . . . . . 130

E.   Un Mundo: Un Calendario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ......... . .. . . . . . . 135

F.    El Experimento Soviético: Jugando con Semanas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .142

G.   Tiempo Global . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148

H.   Verdadera Reforma Calendarial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . 154

Bibliografía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .                  . . . . . . . . 160


Guerra sobre Veneración

F

ué una declaración de Guerra: un anuncio, llena de auto-confianza, del Bombardero Suicida Original. Muchos terroristas, siguiendo su ejemplo, han grabado videos antes de cometer sus actos de violencia. Ellos con jactancia declaran lo que piensan hacer, desatentos que esto provee la prueba de su culpabilidad en el caso que sean cogidos o si no muriesen durante el ataque. La diferencia es que, al contrario de los bombarderos suicida de hoy que quieren que sus videos se vean después de su crimen, el Terrorista Original era tan orgulloso de lo que pensaba lograr que dejó que todo el mundo supiese, por adelantado sobre su plan de acción. El citó que haría y, lleno de auto-confianza suprema, el también reveló como lo haría.

En el conflicto cósmico iniciado en el cielo entre el Gobierno del Amor y el gobierno de al fuerza, Satanás es el supremo terrorista, el bombardero suicida original. El sabía que esta oponiendo el poder invencible del Dios Creador. El sabía que eventualmente moriría, pero quería llevarse consigo cuantas personas fuese posible. En su arrogancia, el se jactó sobre sus planes delante del universo entero. Esta jactancia esta registrado en la Biblia para que todos puedan saber como el planeo de derrotar al Creador.1

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucifer, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, en lo alto junto a las estrellas de Dios levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Isaías 14:12-14

Esta es la Declaración de Guerra de Satanás contra el Gobierno divino. Esta declaración establece la táctica de guerra para el conflicto entero. Es una lucha que se lleva a cabo en el campo de batalla de veneración. La palabra "congregación‖ es mo’ed. Significa:

La congregación, la reunión festiva; cita. . . Desde que los festivales judíos ocurrieron con regularidad, esta palabra llega identificarse muy próximo con ellos. . . Dios encontró Israel allí en tiempos específicos para el propósito de revelar Su voluntad. Es un término común para la asamblea que venera del pueblo de Dios.2

Satanás jactó que el sería "semejante al Altísimo”. El quería ser como Dios. En otras palabras el quería ser venerado como Dios. Solamente la Fuente de vida, el Dios Creador, tiene el derecho

1 Isaías 14:12-14

2 Biblia de Estudio con Palabras Claves Hebreo-Griego “Ayudas Léxicas al Antiguo Testamento” (Chattanooga, Tennessee: Los Editores AMG, 1991), #4150.


de establecer cuando la veneración ocurrirá. El plan de batalla de Lucifer era de apoderarse de la Montaña de Mo’edim, recibir veneración, y por lo tanto ser semejante al Altísimo.

Esto no es una amenaza hueca. Satanás ha hecho esto! La primerísima vez que mo’ed ocurre es en Génesis 1:14 cuando el Creador está asignando la función de las luces celestiales: "Y dijo Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sean por señales, y para las estaciones, y para días y años; La palabra "estaciones" es mo’edim. La mayoría de la gente que observa los Sabbats anuales aplican este término a las fiestas listadas en Levítico 23. Sin embargo, la primera fiesta listada es la del Sabbat de séptimo día:

Habla a los hijos de Israel, y diles: Las fiestas [mo’edim] solemnes de Jehová, las cuales Proclamaréis santas convocaciones, éstas son mis fiestas [mo’edim]. Seis días se trabajará, y el séptimo día Sabbat de reposo será, convocación santa: ninguna obra haréis; Sabbat es de Jehová en dondequiera que habitéis. Levíticos 23:2-3

¡Cuando el Creador designo las luces celestiales para "estaciones" el Sabbat de séptimo día era el único día de veneración en la semana de Creación! Las fiestas anuales fueron instituidas después del pecado para revelar a las mentes oscurecidas por el pecado, el plan de redención. Las asambleas de veneración que eran establecidas por la luna incluyen el Sabbat de séptimo día así como las fiestas anuales. Esto se afirma in Salmo 104:19: "Hizo la luna3 para los tiempos [mo’edim]...

Lucifer de hecho ha establecido su trono en la Montaña del Mo’edim. El ha engañado el mundo entero en venerarlo a el. El método usado se revela en Daniel 7:25 "Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo afligirá, y pensará en mudar los tiempos y la ley..." La versión Knox rinde este verso: "Insultará el más Alto, él atormentará/uso fuera los santos del más Alto, y procurará cambiar el calendario y la ordenanza." Lucifer ha usurpado la veneración que se le debe a nuestro Creador al cambiar el calendario.

Al igual que todo estrategita militar cuya brillantez ha sido inspirada por el Padre de las Mentiras, Lucifer ha desviado la atención de sus enemigos del verdadero conflicto. Al crear un conflicto de Sábado vs Domingo, pocos han mirado más allá de las mentiras a la verdad: la guerra es por la veneración, y el calendario tú utilizas revela a quién tu estas dirigiendo esa veneración.

Si una persona te invitase a ti para ir a su casa, "Es la séptima casa a la derecha," una pregunta razonable sería: "¿Qué calle?" Puede que cuentes hasta la séptima casa, pero si no estás en la calle correcta, no te servirá de nada. Con tal de dirigir nuestra veneración al Creador, debemos venerarlo en el día correcto. Sin embargo, para contar hacía el día correcto, debemos usar el calendario original.

3 Âsāh (#6213) que significa crear, edificar o construir. La idea básica es que la luna fue creada para el propósito explicito de establecer los tiempos del culto.


Este libro expone los hechos de la historia calendaríal. El calendario original del Creador es el más elegante y exacto método de medir el tiempo. Sin embargo no es el único método. Satanás ha introducido prácticamente una variedad infinita de copias falsas, las cuales se han unido en el calendario Gregoriano en uso hoy en día. Todos los que desean venerar al Creador se lo deben a El de estudiar este tópico porque cuándo tú veneras revela Quien/quien tu veneras.


La Historia de una Mentira

S

uposiciones son peligrosas, particularmente cuando son hechas en el ámbito de la religión. Si una creencia teológica se basa en una suposición equivocada, la práctica religiosa estará en error. Una suposición hecho por los Sabatarios de Sábado es que el Sábado debe ser el Sabbat Bíblico porque es el día observado por los Judíos. Razonan de esta forma: ―Los Judíos nunca observarían en ningún otro día excepto que el día del verdadero Sabbat. Por esto, Sábado debe ser el verdadero Sabbat porque es cuando los Judíos veneran." ¡Un ejemplo severo de razonamiento circular!

Es verdad que los Judíos nunca han perdido todo vestigio del verdadero Sabbat. Sin embargo, por su propia admisión, los Judíos deliberadamente y conscientemente cambiaron su calendario por el cual se calculaba el verdadero Sabbat. Durante el siglo cuarto C.E. persecución de todos aquellos que usaran el calendario Bíblico era tan intenso, que al final, los Judíos abandonaron su calendario que había sido observado y mantenido desde Creación a través de Moisés y adoptaron un calendario ajustado para venerar en el calendario Juliano.

Los Judíos son muy abiertos acerca del hecho que su calendario original fue abandonado bajo persecución Romana intensa, de todos aquellos que usaran en calendario Bíblico en el siglo cuarto C.E. ―Bajo el reinado de Constantino (337-362) las persecuciones de los Judíos alcanzaron tal altura que...la computación del calendario [era] prohibido bajo un severo y doloroso castigo." 4

Hay tres áreas principales en el cual el calendario original se diferencia del falso:

El calendario del Creador es luni-solar. Esto significa que el año es solar, pero los meses son lunares, siguiendo los ciclos lunares.

El año originalmente empezaba con el brotar de la nueva vida en primavera a la altura de la cosecha de la cebada. Los falsos Juliano/Gregorianos, al ser calendario solares, honran el dios del sol al empezar cada año justo después del ―renacimiento" del dios sol al solsticio de invierno.5

4 “Calendario”, La Enciclopedia Judía, énfasis añadido.

5 Esto será tratado más a fondo más tarde, pero en el calendario Juliano original, el solsticio de invierno era en el 25 de Diciembre, VIII Kal, Jan, u ocho días antes del primero de Enero.


La diferencia mayor entre los calendarios falsos y el calendario genuino se encuentra en los ciclos semanales. El calendario pagano Juliano/Gregoriano tiene un ciclo semanal continuo. El calendario original establecido en Creación no tiene esta característica. El ciclo semanal se reinicia con cada Luna Nueva.

Estos hechos son libremente admitidos por los eruditos Judíos. Rabbi Louis Finklestein del Seminario Teológico Judío de América, fue seleccionado por Kehillas (Comunidades Judías) del Mundo como uno de los 120 Judíos más destacados quien mejor representa "una lámpara del Judaísmo" al mundo. En una carta al Dr. L.E. Froom, datada Feb. 20, 1939, Finklestein admite, "El actual calendario Judío fue fijado en el siglo cuarto." 6 Maimonides y la mayor parte de otros cronólogos Judíos están de acuerdo que el calendario moderno Judío está basado en Los movimientos medios del sol y la luna, habiéndose apartado el verdadero [calendario] ".7

La Nueva Luna todavía es, y el Sabbat originalmente, dependía de los ciclos lunares...Originalmente, la Nueva Luna era celebrado de la misma forma que el Sabbat; gradualmente se hizo menos importante mientras que el Sabbat se hizo más un día de religión y humanidad, de meditación religiosa e instrucción, de paz y deleite del alma.8

Con el desarrollo de la importancia del Sabbat como un día de consagración y énfasis colocado en el número significante siete, la semana se fue divorciando mas y mas de su conexión lunar...9

Los meses del año eran lunares, y empezaban con la Nueva Luna (hodesh, que llegó a significar "mes."). Durante la era de los reyes la Nueva Luna era observada por un festival de dos días. (I Sam. 20:24-47.)10

Durante los tiempos de Cristo, los Israelitas usaban el calendario original, entregado a través de Moisés. El sumo sacerdote, que se seleccionaba de entre las clases gobernante de los Saduceos, estaba al cargo de declarar cuando un nuevo mes había empezado. Los Fariseos, cuyas "tradiciones del hombre" Cristo denunció tan enfáticamente, no controlaban el calendario. Esto es un punto muy importante porque el calendario en uso hoy en día es un calendario ideado por los Fariseos y justificado por su tradición oral.

6 Caja 6, Carpeta 4: Colección Grace Amadón, (Colección 154), Centro para la Investigación Adventista, Universidad Adrews, Berrien Springs, Michigan.

7 Maimonides, Kiddusch Ha-hodesch, Tr. Mahler, Wein, 1889, énfasis añadido

8Días Festivos”, Enciclopedia Universal Judía, p. 410.

9 Enciclopedia Universal Judía, Isaak Landman (ed.), Vol. X, “Semana,” (Ed. 1943), p. 482.

10 Enciclopedia Universal Judía, “Calendario,” p. 631.


Con la destrucción del Templo (70 A.D.) los Saduceos desaparecieron casi por completo, dejando las regulaciones de todos los asuntos Judíos en manos de los Fariseos. A partir de aquí la vida Judía estaba regulada por los Fariseos. A partir de ahí, la vida Judía estaba regulada por los Fariseos; toda la historia de Judaísmo fue reconstruida desde un punto de vista Fariseo, y un nuevo aspecto le fue dado al Sanedrín del pasado. Una nueva cadena de tradiciones sustituyó la tradición sacerdotal más antigua (Abot 1:1). Fariseísmo marcó el carácter del Judaísmo y la vida y el pensamiento de los Judíos para todo el futuro.11

Como resultado de extrema persecución asociada con cualquier tentativa de usar el calendario Bíblico, Hillel II, el último Presidente de los Sanedrín, creó un calendario reformado.

Declarar el Nuevo mes por observación de la luna nueva, y el año nuevo por la llegada de la primavera, puede ser realizado tan solo por los Sanedrín. En el tiempo de Hillel II [siglo 4° C.E], el último Presidente de los Sanedrín, los Romanos prohibieron esta práctica. Hillel II fue forzado por esta razón a fijar el calendario, en efecto dando en nombre de los Sanedrín aprobación anticipada a los calendarios de todos los años futuros.12

Desde los tiempos Bíblicos los meses y años del calendario Judío ha sido establecido por los ciclos de la luna y del sol. La ley tradicional prescribe que los meses seguirán de cerca el curso de la luna. . . En las épocas tempranas de nuestra historia la solución fue encontrada gracias al siguiente procedimiento práctico; Los principios de los meses se determinaban a través de la observación directa de la luna nueva.

Este método de observación e intercalación estaba en uso durante el periodo del Segundo templo (516 B.C.E 70 C.E), y aproximadamente tres siglos después de su destrucción, mientras que hubiese un Sanedrín independiente. En el siglo cuarto, sin embargo, cuando opresión y persecución amenazaba la existencia del Sanedrín, el patriarca Hillel II tomó un paso extraordinario para preservar la unidad de Israel . . . hizo público el sistema de cálculo calendaríal que hasta aquel entonces había sido guardado sigilosamente. Había sido usado en el pasado tan sólo para corroborar las observaciones y testimonios de los testigos, y para determinar los principios de la estación de la primavera.13

11 Enciclopedia Universal Judía, Vol IX, (Ed 1901-1906), p 666.

12 “El Calendario Judío y sus Días Festivos (incl. Sabbat)”: El Calendario Judío; Cambiar el Calendario, www.torah.org, énfasis añadido.

13 Arthur Spier, El Calendario Hebreo Comprensivo, (Jerusalén y Nueva York: Editorial Feldheim , 1986), pp. 1-2, énfasis añadido.


El calendario Hebreo era un calendario a base de cálculo y observación. La luna es extremadamente precisa y exacta. Incluso las anomalías debidas a su órbita elíptica son predecibles. Con conocimiento astronómico avanzado, el cual los antiguos poseían, el calendario luni-solar es exacto y predecible permitiendo cálculos pasados y futuros. La belleza de este método calendaríal, sin embargo, está en el hecho de que un pastor encima del monte, sin conocimiento astronómico alguno, puede usarlo a través de la observación.

Cuando Hillel II "fijó" el calendario, el movió el Año Nuevo y corrompió el ciclo semanal. Eso es todo. Los principios por el cual se calcula un calendario luni-solar son puramente astronómicos. Hillel II no los creó. El meramente hizo público el sistema de cálculo calendaríal que hasta entonces había sido guardado muy sigilosamente. "14

Cuando el Mesías estaba en la tierra, una de las cosas que El denunció con vehemencia y repetidamente eran las "tradiciones del hombre" – las enseñanzas de los Fariseos. Frecuentemente se urge, "Si el calendario estuviese desfasado en los tiempos de Cristo, El lo habría corregido". Esto es verdad. El hecho que El no hizo esto prueba que el calendario bajo el control de los Saduceos, era de hecho el calendario original que Cristo mismo estableció al momento de Creación. El calendario usado por los Judíos hoy en día es una corrupción Farisaica. Rabbi Louis Finklestein citó:

Fariseísmo se convirtió en Talmudismo. . . [Pero] el espíritu del antiguo Farisea sobrevivió inalterado. Cuando el Judío. . . estudia el Talmud, el esta de hecho repitiendo los argumentos usados en las academias Palestinas. . . El espíritu de la doctrina [Farisea] ha permanecido rápido y vital . . . Desde Palestina hasta Babilonia; de Babilonia hasta el Norte de África, Italia, España, Francia y Alemania; a partid de estos hacia Polonia, Rusia, y la Europa del Este en general, ha deambulado el antiguo Fariseísmo.15

El Talmud derriba su autoridad de la posición sostenida por las antiguas academias (ej. Farisea). Los profesores de estas academias, tanto de Babilonia como de Palestina, eran considerados los legítimos sucesores de la Sanedrín antigua. . .Actualmente, el pueblo Judío, no tienen una autoridad central y vital comparable en estatus a la antigua Sanedrín o las academias posteriores. Por esta razón, cualquier decisión en torno a la religión Judía debe estar basada en el Talmud como el resumen final de las enseñanzas de aquellas autoridades cuando existieron.16

14 Ibídem.

15 Loius Finklestein, Los Fariseos: El Fondo Sociológico de su Fe, (Philadelphia: La Sociedad de Publicaciones Judías de América, 1946), Vol. 1, Adelantado a la primera edición, p XXI, énfasis añadido.

16 Louis Finklestein, Los Judíos Su Historia, Cultura, y Religión, (Philadelphia: La Sociedad Editorial Judía de América, 1949), Vol. 4, p. 1332.


Las tradiciones de los Fariseos, preservadas en el Talmud y desde las cuales Cristo buscó de liberar la gente, enseña que si uno no sabe cuando el Sabbat ocurre, de observar simplemente un día en siete.17 Es fácil de ver como tal tradición podría ser usado para justificar, cambiar el calendario, debido a la extrema persecución que todos, los que veneraban usando el calendario Bíblico, encaraban. Usando su autoridad como presidente de la Sanedrín, Hillel II ligó las fiestas anuales al equinoccio de la primavera. Después, el ajustó el Sabbat de séptimo día semanal al séptimo día Juliano Sábado. Esto "libero" los judíos de la condenación de la ley ya que ellos no sabían más que día ocurría el Sabbat. Por lo tanto, ellos justificaron su uso de un calendario pagano.

El verdadero calendario es fácil de usar. Los días de la semana y Sabbats de cada mes lunar caen siempre en las mismas fechas cada mes;18 días de la semana no flotan a través de las fechas mensuales como lo hacen ahora en el calendario moderno. Después de que Hillel II "fijó" el calendario para caber dentro de la estructura del calendario Juliano y movió la observación del Sabbat de séptimo día de una semana lunar a un ciclo continuo Juliano, las dificultades empezaron. A veces la luna nueva aparecería en días semanales Julianos lo cual causó que las fiestas anuales cayesen en los días equivocados de la nueva semana. Como resultado, reglas de para posponer fueron establecidas – algo que nunca fue necesario cuando el calendario original estaba en uso.

Nadie que desea venerar en el verdadero Sabbat de séptimo día debería mirar a los Judíos para aprender cuando ocurre. Todos quienes veneran en el Sábado porque "los Judíos observan Sábado" están siguiendo la corrupción del calendario del Creador establecida por Hillel II, y por lo tanto rompiendo la ley.


17 Tratado Sabbat, capítulo 7, Mishna 1, www.JewishVirtualLibrary.org.

18 Esto explica porque, cuando la fecha del Sabbat de séptimo día aparece en la Biblia, siempre coincide con el 8º, 15º, 22º, 29º del mes Hebreo.


Tiempo por Diseño

En los cielos no hay nada que sea accidental, nada arbitrario, nada que no esté en orden, nada errático. En todo el cielo hay orden, verdad, razón, constancia. .No puedo entender la regularidad en las estrellas, esta harmonía de tiempo y moción en sus curiosas orbitas a través de toda la eternidad, excepto como la expresión de razón, mente y propósito. .Su constante y eterna moción, maravilloso y misterioso en su regularidad, declara la existencia de una inteligencia divina. Si un hombre no puede sentir el poder de Dios cuando mira hacia las estrellas, entonces dudo que él sea capaz de sentir nada en absoluto.19

L

as simples y preciosas palabras de un Stoico Romano, Cícero, da voz a su admiración por los cielos y el Creador del cielo. Él además observa, "Cuando ves un reloj de sol o de agua, ves que té dice el tiempo por diseño y no por azar."20

La Biblia, historia y arqueología están de acuerdo: todas las civilizaciones antiguas usaban un método calendaríal luni-solar.21 La perfección del calendario luni-solar tal y como preservado por los Hebreos está bien resumido en las palabras de Joseph Scaliger como "el sistema más ingenioso y elegante de todos los sistemas de Cronología".22 La razón de que el método, del Creador, de mantener el tiempo es más exacto, preciso y elegante, mientras que al mismo tiempo "de lo más ingenioso" porque construido en su interior hay chequeos y balanzas que no requieren de la manipulación humana para mantener su perfecto transcurso del tiempo. La historia de todos los calendarios falsos es una de continuo ajuste; no es así con el verdadero calendario de Creación.

El calendario del Creador está basado en tres hechos observables. 1. La rotación de la Tierra sobre su axis; un día. 2. La revolución de la luna alrededor de la Tierra: una lunación, o mes. 3. La revolución de Tierra y sol: un año. Tomados individualmente, cada segmento de este reloj natural está un poquito desalineado. Las semanas no se alinean perfectamente con las lunaciones; el año lunar no es tan largo como el año solar. Y sin embargo, cuando observados en su totalidad, las partes se unen para proveer un sistema de mantenimiento de tiempo coordenado

19 Cícero, pp. 144-145, Como citado en Bill Cooper, Después del Diluvio (Inglaterra: Editorial New Win, 1995), p. 29.

20 Ibídem., p. 27.

21 Egipcios, como veneradores del sol, se cree fueron los primeros de mover a un calendario puramente solar aunque originalmente, ellos también, usaban un calendario luni-solar.

22 Joseph Scaliger, De Emendatione Temporum, (Fráncfort, 1593), p. 108, Tal como Citado en “Relatorio del Comité en Base Histórica, Envolvimiento, y Validación del Octubre 22, 1844, Posición, Parte V,” Caja 2, Carpeta 4, de La Colección Grace Amadón, (Colección 154), Centro para Investigación Adventista, Universidad Andrews, Berrien Springs, Michigan.


que es tan preciso para realizar los cálculos astronómicos más exactos, mientras que al mismo tiempo lo suficientemente simple para que un niño pueda alzar sus ojos al cielo y entender el calendario del Creador.

Algunos, al estudiar el calendario luni-solar, han llegado a la suposición que antes del diluvio, los planetas estaban perfectamente alineados: cada mes tenía 30 días; los años 360 días de largura. Tal especulación no encuentra apoyo en ninguna declaración de antigüedad. La mayor parte del libro de Enoc trata el calendario solar y sus principios astronómicos que correlacionan ambas.

Berosus, un historiador Caldeo, describe al patriarca Abraham como teniendo gran conocimiento de astronomía: "En la decimal generación después del Diluvio, había entre los Caldeos un hombre [Abram] justo y grande, y hábil en la ciencia celestial."23

Antes de abandonar Ur de los Caldeos, Abram fue un testimonio para el Dios del Cielo.24 Él uso la necesidad de intercalar25 las partes aparentemente irregulares, del sistema total tan exacto, como prueba que la naturaleza misma no era dios, pero que existe un Ser superior a la naturaleza quien es el Creador.

Esta su opinión fue derivado de los fenómenos irregulares que eran visibles tanto en tierra y mar, así como aquellos que ocurrían al sol y la luna, y todos los cuerpos celestiales, por lo tanto: -"si [dijo el] estos cuerpos tienen poder en sí mismo, ellos ciertamente se ocuparían de su propio movimiento regular; pero ya que no preservan tal regularidad, dejan claro, que en la medida que ellos cooperan a nuestro favor, no lo hacen por sus habilidades propias, pero en servitud a Él que los comanda; Aquel solamente a quien debemos ofrecer de forma justa,

ofreciendo nuestro honor y gratitud." 26

23 Berosus, como citado por Josephus (c.a., C.E. 37 C.E. 101) en Antiquedades de Los Judíos, Libro I, Capítulo 7, Verso 2.

24 Los Caldeos, influenciados por Nemrod, ya habían apostatado del culto del Creador Dios. En la vuelta de su Creador a la creación, la ciudad de Ur había tomado para su dios patrocinador, el dios luna, el Pecado (llamado Nanna por los sumerios. La el dios luna fue el padre del sol Dios). Josephus indica:

El [Abram] fue una persona de gran sagacidad [sabiduría], para la comprensión todas las cosas y persuadir a sus oyentes, y no erróneo en sus opiniones; por lo que comenzó a tener nociones más altas de virtud que otros tuvieron, y determinó a renovar y cambiar las opiniones que todos los hombres sucedieron entonces tener con respecto a Dios; fue el primer que se aventuró a publicar esta noción, que había pero Un Dios, el Creador del universo; y eso, en cuanto a otro [dioses], si contribuyeron algo a la felicidad de hombres, que cada uno de ellos lo proporcionó sólo según su cita, y no por su propio poder. (Josephus, las Antigüedades de Los Judíos, Libro I, el capítulo 7, el Verso 1.)

25 Intercalación: insertar días extras o meses para alinear el más corto año lunar al año solar más largo.

26 Ibídem.


El sistema calendaríal luni-solar fue usado por todas las civilizaciones antiguas porque era el método llevado de antes del diluvio por Noah y sus descendientes. Artefactos históricos y registros revelan que Sumeria, la primera civilización pos diluvial, poseía el cuerpo más largo y preciso de conocimiento ante-diluviano. Las matemáticas aplicadas de Sumeria con sus métodos de medir los cielos continúan en uso hoy en día!

En la escuela elemental, mi profesor de quinto grado anunció en clase que todos teníamos que aprender el sistema métrico porque los Estados Unidos pronto cambiaría a ese sistema de medir: ―El resto del mundo está por delante de los EU en adoptar el sistema métrico y necesitamos alcanzarlos. El sistema imperial con sus pulgadas, pies, yardas, millas, etc. Es patoso, irracional y de poco sentido.‖ Bueno, eso si que no tenía sentido para mi! Yo sabía la largura de un pie. Sabía que la distancia para llevarme a colegio era 35 millas. No quería aprender un nuevo método de medir! El hecho que Canadá fue alardeado por cambiar el sistema métrico no me inspiró en lo más mínimo. Afortunadamente para mí, los Estados Unidos todavía no se han convertido nunca al sistema métrico, aunque la creencia que el sistema imperial es terrible, pasado de moda, y primitivo todavía prevalece.

Sin embargo, nada podría estar más lejos de la verdad! El sistema métrico es simple de entender (para la mayoría de mentes!) porque está basado en diez. El sistema imperial es igualmente científico porque se basa en la astronomía. Los astrónomos de sumeria, mirando al cielo, vieron un círculo desde el horizonte alrededor hacia el horizonte. Ellos designaron 360 grados de distancias iguales a esta medida y hoy la misma calibración de grados es usada para círculos, geometría y ángulos (incluso por aquellos quienes usan el sistema métrico!). La tierra se mide con latitud y longitud, las zonas de tiempo son posicionadas, usando los 360° universales. Este sistema, el sistema sexagesimal, está basado en 60.27 Es de una base sexagesimal de 60 que hay 12 pulgadas en un pie y tres pies en una yarda. Sin este sistema sexagesimal, un ángulo recto no tendría 90 grados o una línea recta 180 grados

El medir del tiempo usa la base sexagesimal de 60. Hay 60 segundos en un minuto, 60 minutos en una hora; y 12 horas en un día (2 x 12 en un periodo de 24 horas completo). Tanto 12 como 60 son factores de 60. El sistema sexagesimal incluso resuelve el misterio de porque el año profético tiene 360 días de duración. (6 x 60 = 360) El año profético de 360 días es de hecho una metáfora para el sistema calendaríal luni-solar. Un año solar consiste de 365.24 días. El año lunar tiene 354.37 días de duración. Añade estos dos números, redondea hacia 720 días plenos, después calcula el promedio, dividiendo por dos. La respuesta es 360. Contrario a lo que algunos han supuesto, los años antediluvianos no tenían 360 días de duración. Más bien, un año de 360 días es el tiempo promedio lunar y solar.

27 Génesis 10:25 cita: Y a Heber nacieron dos hijos: el nombre de uno fue Peleg, porque en sus días fue repartida la tierra; y el nombre de su hermano, Joctán ” repartida o medida. No fue medido usando el sistema métrico con su base de diez! Más bien, el sistema sexagesimal, su medida estándar, fue lo más probablemente lo que usaron.


No puede haber un verdadero substituto para los principios gobernantes del tiempo luni-solar, el cual marca el tiempo, hasta el minuto, exacto así como el lugar del comienzo del año nuevo lunar. Estas leyes fueron establecidas por el Creador desde el mismísimo origen del tiempo y durarán por toda eternidad. Si nos parecen inútiles e imprácticos es porque no los entendemos.28

Es hora de restaurar y entender el conocimiento del calendario Bíblico. Si al principio parece difícil de comprender, es meramente porque el concepto es nuevo. Falta de familiaridad no prueba, por definición, que es errático. Incluso el calendario Gregoriano tiene reglas que no son familiares para la mayoría de personas, como por ejemplo las rara ocasiones donde hay ocho años entre años bisiestos. Si los aspectos técnicos al principio te atrancan, ve al siguiente capítulo. Siempre puedes volver más tarde. La materia se hace más fácil de entender a medida que nos familiarizamos con las reglas calendariales luni-solares.

Día

La Bíblia establece tres tipos de días de veneración: los Sabbats de séptimo día,29 Lunas Nuevas,30 y Sabbats festivos anuales.31 Las festividades anuales, como los Sabbats más

importantes, tenían el mayor número de sacrificios especificados para esos días.32                       Es
interesante, que una cantidad mayor de sacrificios considerable era requerido en las Lunas Nuevas que incluso en los Sabbats semanales!33 Las Lunas Nuevas era un día para consagrarse uno mismo a Dios para el mes venidero y eran días en los cuales no se llevaba a cabo comercio. Estos tres tipos de días de veneración eran calculados usando un calendario luni-solar.

Lunas Nuevas y Sabbats frecuentemente están enlazadas en la Biblia sin evidencia alguna que deben ser calculados usando calendarios diferentes. De la misma forma, no hay evidencia en la Biblia de que el calendario usado para calcular las fiestas anuales era diferente que el usado para calcular los Sabbats semanales y Lunas Nuevas. La Biblia claramente revela que tanto las Lunas Nuevas como los Sabbats de séptimo día serán observados como día de veneración durante toda la eternidad.34 Profecía también predice que como mínimo la Fiesta de tabernáculos será

28 Grace Amadón, “Breve Revisión de las nuevas observaciones en relación con la Cronología Millerita,” Caja 2, Carpeta 4, Colección Grace Amadón, op. cit., énfasis añadido.

29 Génesis 2:2, 3; Éxodos 20:8-11; Éxodos 31:13-17; Isaías 66:23, etc.

30 Isaías 66:23; Ezequiel 46:1; Amos 8:5.

31 Levítico 23

32 Vea Números 28 and 29.

33 Compare Números 28:9, 10 con Números 28:11-15.

34 “Y será que de mes en mes, y de Sabbat en Sabbat, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dice Jehová.” (Isaías 66:23.) énfasis añadido originalmente dice sábado pero el texto original se refiere al Sabbat y no al sábado el cual es parte de la semana pagana, la cual no figura en la Biblia.


observada también en eternidad.35 Consistencia exige que el mismo calendario sea usado para calcular los Sabbats semanales que se usa para calcular las Lunas Nuevas y fiestas anuales.

Semana

El aspecto más difícil de entender, en relación al calendario Bíblico cuando estamos empezando, es la diferencia en el ciclo semanal. El calendario Gregoriano, al igual que su antecesor Juliano, tiene un ciclo de semanas ininterrumpidos y continuas, esto parece una contradicción. Sin embargo, crea un calendario muy fácil de usar. Cada fecha de cada més siempre cae en el mismo día de la semana.

La semana de siete días estaba conectada con el mes lunar, del cual es, aproximadamente, un cuarto. Esta división cuartal del mes estaba evidentemente en uso entre los Hebreos y otras personas de antaño; pero no es claro si originó con estos primeros. Es innecesario asumir, sin embargo, que fue derribado de los Babilonicos, porque es igualmente posible que observaciones de las cuatro fases de la luna llevase a los nómadas Hebreos a diseñar espontáneamente e independientemente un sistema de dividir el intervalo entre Lunas Nuevas sucesivas en cuatro grupos de siete días cada uno. . .El énfasis descansando en el requerimiento [Levítico 23:15] que las semanas de Pentecostés deberían ser "completas" ("temimot") sugiere que las semanas eran consideradas de tal forma que no violase este mandato.36

La citación de arriba alumbra un punto interesante; el énfasis en la cuenta hacia Pentecostés siendo en semanas completas infiere que el ciclo semanal en uso no proveía esto automáticamente.

Mes

El mes empieza el día después de que la primera luna creciente visible es observada.

El mes era una unidad de tiempo conectada de forma muy próxima a la luna. La palabra Hebrea para "mes" también significaba "luna". .La razón de esta

35 En el contexto de una nueva tierra, profecía nos adelanta que:” “And Y todos los que quedaren de las naciones que vinieron contra Jerusalén subirán de año en año a adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.” (Zc 14:16.)

36 Emil G. Hirsch, “Semana: Conexión con Fases Lunares,” www.JewishEncyclopedia.com. Esta cita claramente apoya un ciclo semanal re-iniciando con cada luna nueva. El autor erróneamente creyó que el primer día de la semana era el primer día de mes. Sin embargo esto no puede ser el caso tal y como demuestran las fechas contenidas en las sagradas escrituras para el Sabbat que siempre ocurre en el día 8º, 15º, 22º, y 29º. Por lo tanto, Primer día de la primera semana, siempre es el segundo (fecha) de mes.


conexión entre mes y la luna es que el principio del mes era marcado por una luna nueva. La luna era cuidadosamente observada por las personas de tiempos Bíblicos. Cuando aparecía como una fina creciente, marcaba el principio de un nuevo mes.

El mes lunar tenía una duración de 29 días. Debido a esto, la primera creciente de la luna nueva aparecería 29 o 30 días después de la luna previa. A veces la creciente no era visible debido a nubes. Sin embargo esto se permitía gracias a una regla que dictaba que la luna nueva nunca sería considerada como más de 30 días después de la luna nueva. Esto prevenía demasiada variación en el calendario.37

Astrónomos se refieren a la conjunción como la luna nueva. Esta conjunción es cuando la tierra, luna y el sol están todas alineadas y la luna no puede verse desde la tierra. Esto es referido a veces como la luna negra, o oscura. El mes empezaba en el día de Luna Nueva, el día después de la luna creciente era observado en el cielo del atardecer. De hecho, la palabra calendario proviene de la palabra calends que significa llamar o proclamar (anunciar un mes había empezado).38

Varios Sabatarios lunares difieren en su entendimiento de lo que constituye precisamente la ―luna nueva‖.39 Algunos creen que es la última creciente visible, mientras que otros creen que es la luna astronómica nueva, o conjunción. El peso agobiante de las abundantes pruebas arqueológicas40 y Bíblicas, sin embargo, establece que originalmente la primera creciente visible (después de conjunción) era considerada la luna nueva.41 La palabra chodesh significa renovar. Se traduce tanto como “mes” y como “luna”. La frase “luna nueva” se refiere a la primera luna visible, cuando se re-ilumina, o renueva, después de una fase oscura. Para que la luna pueda renovarse o ser vista, debe haber algo ahí para ser visto. En la siguiente citación, nota el énfasis en la luz cambiante de la luna como un signo a ser visto. Cuando la luna esta en conjunción, no hay nada para ver, y por lo tanto no puede ser un signo.

37 Diccionario Bíblico Ilustrado de Nelson, Editorial Thomas Nelson, 1986.

38 El Diccionario de Ingles Etimológico Conciso, T.F. Hoad (ed.) (Oxford: Imprenta de la Universidad de Oxford 1996)

39 Diferencias en opinión durante el proceso de redescubrimiento no puede en ninguna forma ser admitido como “prueba” que la creencia está equivocada. Más bien, verdades ocultadas por largo tiempo bajo los escombros de error y asunción, son escavadas. Todo el mundo debería tener la libertad de perseguir verdad y tener la libertad religiosa de seguir sus convicciones.

40 Tablas de arcilla esculpidas todavía en existencia revelan que toda civilización Antigua originalmente empezaron sus meses con la observación de la primera creciente visible.

41 Ecclesiasticus, escrito en el primer siglo B.C.E se refiere a la luz reflejada en la luna: “Y la luna, siempre puntual para marcar los tiempos, un signo para siempre: es la luna que señala las fiestas, una luminaria que mengua después de llena. Los meses derivan su nombre de ella. Ella crece maravillosamente en sus fases, una bandera de las huestes de arriba, alumbrando en el techo arqueado del cielo.” (Ecclesiasticus 43:6-8, c.a. 190-180 B.C.)


Hizo la luna servir también en su temporada para una declaración de tiempos, y de un signo del mundo. De la luna es el signo de festividades, una luz que decrementa en su perfección. El mes es llamado después de su nombre, aumentando maravillosamente en su cambiar, siendo un instrumento de los ejércitos arriba, brillando en el firmamento del cielo; La belleza del cielo, la gloria de las estrellas, un ornamento que da la luz en los lugares más altos del Señor. En el mandamiento del Santo ellos se pararán en su orden, y nunca desmayarán en sus vigilias.42

La luna creciente es avistada por encima del horizonte Oeste después de la puesta de sol. La luna aparece en diferentes ángulos y posiciones dependiendo de la localidad de uno en la tierra. Las gráficas mostradas a continuación muestran la apariencia de la primera creciente visible para diferentes puntos en la tierra.


Hemisferio Norte:

Ecuador:

Hemisferio Sud:

 

 

 


Las puntas de las lunas nuevas son llamadas ―cuernos‖. Estos apuntan al camino del sol poniente. Dependiendo de la latitud de uno, la distancia de camino del sol poniente será más o menos 5°. A una distancia de un brazo, el grosor de un dedo es 1.5 grados. Lo más alejado del camino del sol que aparece la creciente aparece, será aproximadamente cuatro dedos. Si uno está en el ecuador, la luna parecerá ponerse directamente donde el sol se pone.

Cuanto más al Norte o Sud uno vaya, cuanto más grados alejados del camino del sol la luna aparecerá. Las gráficas siguientes43 muestran la posición de la creciente en relación a la del sol.

42 Ecclesiasticus 44:6-10

43 Gráficas: © Nick Strobel, www.astronomynotes.com.



Hemisferio Sur:

Al igual que el sol, la luna también se levanta en el Este y se pone en el Oeste. La hora del día que la luna aparece, determina si será o no avistada, y cuanto de ella será observado. A continuación hay una lista de las horas en que la luna crece de acuerdo a sus fases. La luna sigue aproximadamente el mismo camino que el sol y siempre sale aproximadamente 50 minutos más tarde cada periodo de 24 horas.

Horarios de salida de la luna:

Conjunción – Puesta de sol (La luna se levanta con el sol y por lo tanto no se puede ver.)

Primer cuarto – Mediodía.

Luna Llena – Puesta de sol.

Ultimo cuarto – Medianoche.

Debido a que el ciclo seminal re-empieza con cada nueva luna, los días de cada mes eran númerados "de acuerdo a la luna." 44 En otras palabras, "los días del mes eran los mismos a los días de la luna."45 Cada nueva luna (primero de mes), era seguido por seis días laborales. El Sabbat de séptimo día caía pues en cada 8°, 15º, 22º y 29º del mes lunar.

44 Josephus, Antiguedades de los Judíos, (Whiston, tr.), Cincinnati, 1844, p. 75, tal como citado en “Relatorio del Comité sobre Bases Históricas, Envolvimiento, y Validez del 22 de Octubre, 1844, Posición,” Colección Grace Amadón, op. cit.

45 Ibídem.


El formato del calendario era el siguiente:

Día de luna nueva #1

Seis días laborales (fechas 2 hasta 7)                          Sabbat # 8

Seis días laborales (fechas 9 hasta 14)                        Sabbat # 15

Seis días laborales (fechas 16 hasta 21)                      Sabbat # 22

Seis días laborales (fechas 23 hasta 28)                      Sabbat # 29
Día de traslado, 30°
, si fuera necesario

En el formato calendaríal moderno cada mes aparece así:

1° 2° 3° 4° 5° 6° 7°

1

2 3 4 5 6 7 8

9 10 11 12 13 14 15

16 17 18 19 20 21 22

23 24 25 26 27 28 29

(30)

El 30° del mes, al igual que el primero de mes, no era parte del ciclo seminal. Sin embargo, se contaba y se le daba una fecha ya que debemos contar todo el tiempo.

Año

Todos los calendarios requieren alguna forma de intercalación.
El calendario solar Gregoriano tiene dos reglas de intercalación:

·      Cada cuarto año un día adicional se intercala en el Febrero día 29.

·      Años coincidiendo con siglos son bisiestos si son divisibles por 400. Por esta razón, el 2000 fue un año bisiesto, pero 1900, 1800 y 1700 no.

El calendario luni-solar tiene un mes bisiesto en vez de un día bisiesto. Un año solar de 365 tiene una duración más larga que el año lunar de 10 días, 21 horas y 121 partes. A medida que este tiempo adicional se acumula, cada dos o tres años un 13º mes es intercalado. Varias culturas


paganas usan el equinoccio vernal, el solsticio de verano, el equinoccio de otoño o el solsticio de invierno para conectar el año lunar, más corto, al año solar que es más largo que este último. El Creador quería recordar a Su gente de Su cuidado amoroso constante sobre ellos y así ancló el principio de Su calendario a la cosecha de la cebada. Esto era un constante recordatorio que su prosperidad dependía de su Hacedor a medida que Él proveía la cosecha para sus necesidades.

En la antigüedad, la ley comandada a Israel de que un manojo de las primicias de la cosecha de la tierra debía presentarse al sacerdote para hacer una ofrenda en Pascua antes de que ningún pan, maíz abrasado, o mazorcas verdes debían ser comidas por el pueblo. Esto debía ser un estatuto para siempre a través de sus generaciones en todas sus moradas. (Levítico 23:10-14). Por esta ley el año Judío de antigüedad era regulado, y la luna llena de la cosecha de cebada marcaba el primer mes de año, al cual se llamaba Abib, significando los nuevos frutos o ―mazorcas verdes‖. (Deuteronomio 16:1) Consecuentemente la hoz se convirtió en un signo de este primer mes, y la temporada de pascua.46

El objetico del mandamiento Mosaico [ley de la cosecha de cebada] era de regular los meses de acuerdo al curso de la luna, y el año entero de acuerdo con el curso del sol al designar como punto de partida el mes lunar coincidiendo con el principio de una estación solar determinada.47

Meton de Atenas reclamó ser el primero en descubrir que cada 19 años el sol, la tierra y la luna retornan a la misma posición relativa respeto a cada uno. Llamado el Ciclo Metónico, esto es astronomía básica.

La ley de cosecha de cebada, cuando aplicada a una serie continua de años, es el mismo en su desempeño que la ley de ciclos de 19 años. Las fechas lunares en si siguen esta misma ley, y periódicamente, en harmonía con el principio del ciclo de 19 años, lunas adicionales son interpoladas que llevan el año luna a estar en harmonía con el solar. Cada 19 años, las fechas lunares para la cosecha de la cebada se repiten dentro de un día. El año embolico sigue el mismo ciclo numérico indefinidamente, y el ciclo puede ser numerado desde cualquier año en la serie.48

Hay siete años bisiestos en un ciclo de 19 años. ―Este orden de años comunes y años Veadar [13ºmes] nunca cambian en la consideración de la cosecha de cebada, y el mes embolico

46 Grace Amadón, Calendarios Judío Antiguo, Caja 1, Carpeta 9, Colección Grace Amadón, op. cit., p. 15

47 David Sidersky, Étude Sur L’Origine Astronomique De La Chronologie Juive, “Mémoires présentés par divers savants à l’Académie des Inscriptions et belles-lettres de l’institut de France,” Erna Borm (tr.), (Paris, 1913), Vol. 12, Parte 2, p. 615, tal como citado en Colección Grace Amadón, op. cit.

48 Grace Amadón, Calendarios Judíos Antiguos, op. cit., pp. 8-9.


[bisiesto] es siempre en la primavera.‖49 La pauta de años comunes y embolismales es de la siguiente forma:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

Observa que nunca hay dos años embolismales seguidos, ni tampoco más de dos años comunes antes de que haya otro año bisiesto.

¡ADVERTENCIA!

Si tu cerebro está cansado con tantos detalles, ve al capítulo siguiente y vuelve más tarde. Es la falta de familiaridad con este tópico que hace que sea difícil de entender al principio.

Es en el método de intercalación que el calendario genuino del Creador emerge resplandeciente revelándose como superior a todos los falsos. Los segmentos que parecen estar desfasados cuando considerados individualmente, de hecho tienen en cuenta las varias anomalías de la luna y proveen una forma calendaríal exacta y predecible. Mientras que los detalles técnicos de estos principios pueden hacer que tus ojos se cansen, en la práctica es tan simple que uno simplemente necesita solamente mirar al cielo para saber cuándo es.

La simplicidad de calendario genuino es tal que todo el mundo en la tierra puede usarlo por observación. La precisión del calendario del Creador puede apreciarse en el siguiente diagrama que revela como los diferentes años comunes y embolismales toman en cuenta las variadas anomalías de la luna. (Debido a que los mese lunares tienen 29.5 días de duración, los meses típicamente alternan entre 29 y 30 días de duración.) El diagrama siguiente con en séptimo mes, cuando los Israelitas empezaban a contar su años reinales, o años en el cual en rey reinaba. De acuerdo a Éxodo 12:1 y 2 el año nuevo de hecho comenzaba en la primavera, Nisan o Abib siendo el primer mes de año.

Mes

Años Comunes

Deficit       Reg.

Pleno

Mes

Años Bisiestos

Deficit      Reg.

Pleno

Tishri

30

30

30

Tishri

30

30

30

Heshvan

29

29

30

Heshvan

29

29

30

Keslev

29

30

30

Keslev

29

30

30

Tebet

29

29

29

Tebet

29

29

29

 

49 Ibídem.


Shebat

30

30

30

Shebat

30

30

30

Adar

29

29

29

Adar

30

30

30

V’Adar

V’Adar

29

29

29

Nisan/Abib

30

30

30

Nisan/Abib

30

30

30

Iyar

29

29

29

Iyar

29

29

29

Sivan

30

30

30

Sivan

30

30

30

Tammuz

29

29

29

Tammuz

29

29

29

Ab

30

30

30

Ab

30

30

30

Elul

29

29

29

Elul

29

29

29

Totals

353

354

355

 

383

384

385

 

V’Adar simplemente significa Adar II. Es el mes 13º añadido en años bisiestos.

Hablando con precisión, un mes lunar tiene 29 días, 12 horas y 793 partes. Como resultado el mes lunar es aproximadamente 45 minutos más largo que la duración oficialmente dada a un mes lunar el cual es 29.5 días. Para tomar cuenta de esta discrepancia, dos métodos son usados:

1.      El octavo mes, Heshvan, tenía 30 días en ciertos años, en vez de los típicos 29 días.

2.      El novena mes, Keslev, tenía 29 días algunos años en vez del los usuales 30

Heshvan y Kesley son los únicos meses que son ajustados. Esto equilibra las lunaciones, trabajando independientemente el uno del otro. Todo tiempo debe ser contado, razón por la cual el calendario Gregoriano, una vez cada 100 años o así, tiene ocho años sin años bisiestos. Para un calendario que está basado en observación, esto puede parecer demasiado técnico. Sin embargo, es la exactitud de las mociones lunares que permite tales calculaciones.

Durante el siglo precediendo la destrucción de Jerusalén, los Sodhaibour o ―Consejo Secreto para Intercalación‖ designado por los Sanedrín, fijó cada año del calendario Judío a través de cálculos astronómicos basados en ciertas reglas mantenidas en secreto por largo tiempo, que al final se publicaron [ a través de Hilell II ] al mundo exterior. Las observaciones directas de la luna nueva en la noche del 29º de mes, y las declaraciones de testigos observadores a ser recibidos con las formalidades de costumbre por un tribunal designado por dicho


Consejo – eran usados meramente para confirmar las calculaciones astronómicas, y, por encima de todo, con tal de rodear con misterio, las deliberaciones del Consejo tras puertas cerradas.50

Las varias combinaciones de años embolismales y años comunes, junto con las varias anomalías lunares, proveen seis posibles duraciones de año.

Año común regular        = 354 días (12 meses x 29 or 30 días)
Año común deficiente = 353 días (Keslev [8º mes] con 29 días)

Año común pleno          = 355 días (Heshvan [9º mes] con 30 días)

Año regular bisiesto       = 384 días (13 meses x 29 or 30 días)
Año bisiesto deficiente = 383 días (Keslev [8º mes] con 29 días)

Año bisiesto pleno         = 385 días (Heshvan [9º mes] con 30 días)

Debido a que una lunación tiene una duración de 29.5 días, seis meses lunares son exactamente 177 días. Abib 1 hasta el último día del sexto día es siempre 177 días. Fue este principio de precisión astronómica que fue usado por los Milleritas de los 1840’s para calcular por adelantado el Día de Expiación en Octubre 22 en 1844.51

Estos números proveen una forma confiable de calcular el año por adelantado. Después del Molad (nueva luna) de Tishri se localiza, el Molad del Tishri del año siguiente es calculado. La duración del año es simplemente el número de días entre estos dos puntos. El número de días revela en cuál de las seis posibilidades ese año cae, y por lo tanto, cuantos días están en Heshvan y Keslev.

El calendario luni-solar es el único calendario que tiene sus raíces en la Biblia. Fue establecido por Dios en Creación. Todos los otros calendarios están basados en paganismo. El Creador

50 Sidersky, op. cit., p. 625.

51 En 1844, Los Judíos observaron el Día de la Expiación en Septiembre 23. Esto estaba basado en el ajuste calendaríal efectuado por Hillel II, el cual enlazó el inicio del año con el equinoccio de la primavera. Los Milleritas rechazaron la “perversión” Rabínica del calendario Bíblico y en vez de esto usaron la ley de la cosecha de la cebada de Moisés para determinar el año nuevo. A partir de aquí calcularon el Día de la Expiación (décimo día del séptimo mes) usando la cuenta de 177 días. Podemos citar brevemente que el Yom Kippur de Septiembre del 1844 estaba basado en calculaciones judías modernas, mientras que la fecha del 22 de Octubre estaba computado en tiempos Judíos antiguos, en harmonía con el calendario de Moisés.” (Grace Amadón, “Millerita Computación de la fecha del 22 de Octubre,” Caja 2, Carpeta 4, Colección Grace Amadón, op. cit.) Vea también L. E. Froom, “Fe Profética de nuestros Padres”, Vol. 4, p. 796; también, Vol. 2, pp. 196-199.


mismo designó el sistema para mantener el tiempo Sus creaturas deben usar para venerarlo a Él. El Sabbat, como un memorial de Creación, debe ser mantenido usando el calendario establecido en Creación!

"En la mentira grande que hay siempre una cierta fuerza de la credibilidad; porque las masa anchas. . . Más fácilmente caen víctimas de la mentira grande que la pequeña mentira, desde que ellos mismos a menudo dicen pequeñas mentiras en asuntos de poca importancia pero se avergonzarían de recurrir a mentiras de gran escala. Nunca entraría en las cabezas a fabricar falsedades colosales, y ellos no creerían que otros puedan tener la impudencia para retorcer la verdad tan notoriamente.

"Aunque los hechos que demuestren esto ser tal puede ser traído claramente a sus mentes, ellos todavía dudarán y vacilarán y continuarán pensar que eso no es posible que debe haber alguna otra explicación. Porque la mentira enormemente impudente siempre deja huellas detrás de sí, aún después de que haya sido clavado, un hecho que es sabido entre todos los mentirosos expertos en este mundo y a todos los que conspira juntos en el arte de mentir".


Adolf Hitler, Mein Kampf, el Vol. 1, Ch. X.


La Teoría de Conspiración más grande

de todos los tiempos:

El “Ciclo Semanal Continuo

C

ristianos que veneran en el Domingo basan esa práctica en la creencia que Cristo se levantó de la tumba en Domingo. Judíos y Cristianos que veneran en el Sábado lo hacen porque es el séptimo día de la semana. Ambas partes basan sus creencias, y por lo tanto sus prácticas, en una suposición. La suposición es que debido a que la progresión de días no fue cambiada en la época en que el calendario Juliano hizo su transición al Gregoriano, la semana moderna es idéntica a la semana Bíblica. Por lo tanto, la ―conclusión lógica‖ es que el Sábado es de hecho el Sabbat Bíblico y Domingo es el día en el cual Cristo se levantó de la tumba. Los hechos de calendario Juliano sin embargo, prueban, en sí mismas que esta suposición es falsa.

Un adagio bien conocido dice que aquellos que olvidan historia están condenados a repetir los errores históricos. De la misma forma, aquellos que nunca han aprendido los hechos de la historia calendaríal han construido una entera estructura de creencias encima de una fundación defectuosa: la suposición que las semanas han seguido un ciclo ininterrumpido y continuo desde Creación. Es de importancia vital, independientemente de su religión, de estudiar la historia del calendario Juliano. El reunir de las piezas de puzle perdidas de hechos históricos revela cuando un ciclo continuo de semanas de siete días se convirtió en la medida estándar de tiempo – y no fue en Creación.

El Calendario Juliano Establecido

El calendario de la república Romana estaba basado en las fases lunares. Sacerdotes Romanos Paganos, llamado pontífices, eran responsables de regulare el calendario. Debido a que los pontífices también podían mantener cargos políticos, esto creaba oportunidad para el abuso. Intercalando 52 un mes extra podía mantener políticos favorecidos en su cargo más tiempo, mientras que no intercalar cuando fuese necesario podía acortar el término de los oponentes políticos.

52 Debido a intercalación se pensaba que era “mala suerte”, durante la segunda Guerra Púnica (218-201 B.C) los sacerdotes vacilaban de hacer cambios, desfasando así el calendario ligeramente respecto a las estaciones.


En la época de Julio Cesar, meses estaban completamente desalineados con las estaciones. Julio Cesar ejerció sus derechos53 como pontifex maximus54 (sumo sacerdote) y reformó lo que se había convertido en un calendario muy incomodo e inexacto.55

En la mitad del siglo 1º B.C. Julio Cesar invitó Sosígenes, un astrónomo Alejandrino, para aconsejarle sobre una reforma del calendario, y Sosígenes decidió que el único paso práctico era de abandonar por completo el calendario lunar. Meses debían ser arreglados en base a las estaciones, y un año tropical (solar) fue utilizado, como en el calendario Egipcio...56

Nota como la gran innovación de Sosígenes fue un abandono del calendario lunar:

La gran dificultad que cualquier reformador [calendaríal] encaraba era que no parecía haber manera de afectar un cambio que permitiese que los meses se mantuviesen en línea con las fases de la Luna y el año con las estaciones. Fue necesario hacer una rotura fundamental con las consideraciones tradicionales para idear un calendario eficiente en base las estaciones.57

Para alinear el Nuevo calendario con las estaciones se requería añadir 90 días adicionales al año. Esto fue hecho en el 45 B.C., creando un año de 445 días. ―Este año de 445 días se llama comúnmente entre los cronologistas el año de confusión; pero por Macrobius, mas apropiadamente, el último año de confusión.‖58 La primera pieza del puzle en establecer la verdad del calendario, consiste en realizar que la semana Juliana de 45 B.C., no se parecía en nada a la semana Juliana cuando Papa Gregorio XIII lo modificó, y por lo tanto no se parecía para nada a la semana Gregoriana moderna en uso hoy en día. Esta es la primera suposición hecha tanto por Judíos como Cristiano, independientemente del día en cual veneran.59

53 Julio César habia sido elegido pontifex maximums en el 63 B.C. (Vea James Evans, “Calendarios y Medir del Tiempo.” La Historia y Práctica de la Astronomia Antigua, Nueva York: Imprenta de la Universidad de Oxford, 1998, p, 165)

54 “Pontifex Maximus” es ahora un titulo reservado exclusivamente para el papa. Esto es apropiado ya que el calendario Gregoriano en uso ahora es pagano y papal, habiendo sido fundado en el calendario pagano Juliano y modificado por, y nombrado como, un papa.

55Con tal de declarar una intercalación, el pontifex maximus tenia que estar en Roma en Febrero, el mes 12º. Debido a que Julio Cesar estaba envuelto en varias guerras, solo se habia declarado una intercalación desde que estuvo oficiando este cargo. En una carta a Atticus, datada 13 de Febrero 50 B.C., Cicero se queja de que todavia no sabia si habria o no una intercalación más tarde ese mes.

56 “El Calendario Juliano,” Enciclopedia Británica

57 Ibídem., énfasis añadido.

58 Un Diccionario de Antiguedades Grego-Romanas, William Smith LL.D., William Wayte, M.A., George E. Marindin, M.A., eds., (Londres: William Clowes and Sons, Ltd., 1890), Vol. I, p. 344.

59 Esta suposición no es compartida por los eruditos. Judios admiten que el calendario rabinico usado ahora no es el calendario de Moisés, y eruditos Cristianos admiten que el calendario Biblico operaba de forma diferente. Algunos también admite que el Sabbat de Séptimo dia calculado en el calendario Biblico no coincide habitualmente con el Sábado.


El calendario Juliano, al igual que el calendario de la República que lo precedió, tenía originalmente un ciclo de ocho días.

La semana Romana de ocho días era conocida como internundinum tempus o "el periodo entre los asuntos del día noveno." (Este término debe ser entendido dentro del contexto de la antigua práctica matemática Romana de contaje inclusivo, donde el primer día de un ciclo también debía ser contado como el último día del ciclo que lo precedía.60) El "asunto del noveno día" alrededor del cual esta semana giraba era el nundinæ, un día de mercado periódico que se mantenía regularmente cada ocho días.61

Calendarios Julianos tempranos no eran construidos en cuadrículas como son los calendarios modernos, sino que las fechas se listaban en columnas, con los días de la semana designadas por las letras "A" hasta "H".62 Por ejemplo, Enero empezaba con el día "A" y debía proceder a través de los ocho días de la semana, siendo el último día del mes día "E". Al contrario del calendario Hebreo, el calendario Romano tenía un ciclo semanal continuo. Debido a que Enero terminaba en el día "E", Febrero empezaba en el día "F". De la misma forma, Febrero terminando en el día "A" hacia que Marzo empezase en el día "B".

A k63 Enero F k Febrero B k Marzo

B                     G                     C

C                     H                     D

D                     A                     E

E, etc.              B, etc.              F, etc.

A continuación hay una reconstrucción64 del Fasti Antiates, el único calendario pre-Juliano todavía en existencia65 datado desde 60s B.C. encontrado en el lugar de la vila de Nero en Antium.

60 J. P. V. D. Balsdon, Vida y placers de la Roma Antigua, (Nueva York: McGraw-Hill, 1969), p. 59; P. Huvelin, Essai Historique sur le Droit des Marcheés et des Foires (Paris: Arthur Rousseau, 1897), p. 87; Ovid, Fasti (Cambridge, MA: Imprenta de la Universidad de Harvard, 1951), p. 6; Alan E. Samuel, Cronología Grego-Romana (Munich: C. H. Beck’sche Verlagbuchhandlung, 1972), p. 154.

61 Eviatar Zerubavel, El Ciclo de Siete Días: La Historia y Significado de la Semana, (Chicago: Imprenta de la Universidad de Chicago, 1985), p. 45.

62 Zerubavel, op.cit.,158; Balsdon, op.cit., p. 60; Francis H. Colson, La Semana, (Cambridge, Inglaterra: Imprenta de la Universidad de Cambridge, 1926), p. 4; W. Warde Fowler, Los Festivales Romanos del Periodo de la República. (Port Washington, New York: Kennikat Press, 1969), p. 8; P. Huvelin, op.cit., p. 88; Alan E. Samuel, op.cit., pp. 153­154; Ovid, op.cit.; Hutton Webster, Rest Days, (Nueva York: MacMillan) p. 123; W. E. van Wijk, Le Nombre d’Or (The Hague: Martinus Nijhoff, 1935), pp. 24-25.

63 Kalendæ: el primer día del mes.

64 Palazzo Massimo Alle Terme, Adriano La Regina, ed., 1998.

65 Para información adicional vea El Calendario de la República Romana por A.K. Michels (Princeton, 1967).


Fasti Antiates reconstrucción del único calendario pre-Juliano conocido en existencia.

Este calendario fue pintado encima de yeso con la letra A pintada en rojo para indicar el inicio de semana. Los meses están arreglados en 13 columnas. Enero, en la izquierda, empieza en el día "A" y termina en el día "E". Al final, debajo de cada columna hay grandes números Romanos mostrando el número de días en ese mes. A la derecha extrema es la columna 13º, el mes intercalador. Letras adicionales aparecen al lado de las letras de la semana. Esta indicaba que tipo de negocio podía o no ser llevado a cabo en aquel día.

Todos los ejemplos de Julian fasti, o calendarios, datados del tiempo de Agosto66 (63 B.C. – 14 A.D.) a Tiberio (42 B.C – 37 A.D.) Si la suposición es correcta que es Sábado es el Sabbat Bíblico porque el ciclo semanal no fue interrumpido en el cambio calendaríal de Juliano a Gregoriano, entonces esto debía ser fácilmente probado a partir de los tempranos calendarios Julianos todavía en existencia en aquel entonces. Un ejemplo de un Julian fasti está preservado en estos fragmentos de piedra y proveen la segunda, pieza confirmando el puzle para establecer la historia calendaríal. La semana de ocho días se discierne claramente en ellas verificando que la semana de ocho días todavía estaba en uso por los Romanos durante y inmediatamente después de la vida de Cristo.

66 Cesar Agosto, primer Emperador Romano, es mencionado en la Biblia. Su recaudación de impuestos llevó a María y José a Belén justo a tiempo para el nacimiento de Cristo. (Vea Lucas: 2:1). Debido a la manera inclusive de contar, años bisiestos eran intercalados cada tres años inicialmente. Para reconciliar el tiempo adicional, Agosto decretó que no debían intercalar años entre el 8 B.C al 8 A.D. El octavo mes fue renombrado en su honor, Agosto.


Es importante recordar que la semana Bíblica como unidad individual de tiempo definido en Génesis 1, consiste en tan solo siete días: seis días laborales seguidos por un Sabbat de descanso en el último día de la semana. El ciclo de ocho días del calendario Juliano estaba en uso en la época de Cristo. Sin embargo, los Israelitas no habrían guardado un Sabbat de séptimo día en el octavo día de un ciclo semanal en el calendario Juliano. Esto habría sido idolatría para ellos. Incluso cuando la semana Juliana fue reducida a siete días,67 todavía no se conformó al ciclo semanal de la semana Bíblica ni tampoco parecía la semana moderna en uso hoy en día.

Semana Planetaria de Siete días.

El declive de la semana Romana de ocho días fue causado por dos factores: A) la expansión del Imperio Romano68el cual expuso los Romanos a otras religiones, que en turno, llevó, a B) el ascenso del culto de Mithras.69 El papel que Mithraismo jugó en re-estructurar la semana Juliana fue significativo ya que fue un fuerte competidor del Cristianismo temprano.70

67 Fragmentos del Fasti existen que muestran tanto la semana de siete como de ocho días. Vea Corpus Inscriptionum Latinarum, Theodor Mommsen, ed., 1863 ed., Vol. 1, Parte 2, p. 302.

68 Zerubavel, op.cit., p. 46; Huvelin, op.cit., pp. 97-98.

69 R. L. Odom, Domingo en Paganismo Romano, (Nueva York: Servicios Didácticos, Inc., 2003), p. 157.

70 Those seeking to discredit Christianity often point to the similarities between the two religions. Muchos de los elementos más importantes del Cristianismo tienen su contra-parte en Mithraismo. Cristiandad ha sido llamado una versión plagiarizada del Mithraismo. Aquellos buscando de desacreditar Cristianismo a menudo señalan las similitudes entre estas dos religiones.


Parece como si una especie de genio espiritual, teniendo control sobre el mundo pagano, había arreglado las cosas de tal forma, que las semana Hedonista planetaria debería ser introducido justo a tiempo para que el culto al Sol más popular de todas las épocas se presentase exaltando así el día del Sol por encima de los otros días más sagrados. Esto ciertamente un fue accidental.71

Bajo estos dos factores, la semana Juliana empezó una evolución que duró siglos culminando en la semana tal y como es conocida hoy. La semana planetaria de siete días original es la tercera pieza del puzle probando que el Sábado no es el Sabbat Bíblico, ni Domingo el primer día de la semana Bíblica. Esta transformación llevó varios siglos. Franz Cumont, ampliamente considerado como la gran autoridad en Mithraismo, relaciona la aceptación de la semana de siete días por los Europeos, a la popularidad del Mithraismo en Roma pagana:

No debe ser dudado que la difusión de los misterios Iraníes [Persas] ha sido una parte importante en la adopción general, por los paganos, de la semana con el Domingo como día sagrado. Los nombres que nosotros empleamos, sin darnos cuenta, para los otros seis días, entraron en uso al mismo tiempo que Mithraismo ganó sus seguidores en las provincias de Oeste, y uno no está engañado al establecer una coincidencia entre el triunfo y ese fenómeno concomitante.72

En Astrología y Religión entre los Griegos y Romanos, Cumont además enfatiza los orígenes paganos en la reciente adopción de una semana de siete días con su día sagrado siendo el Domingo.

La pre-eminencia asignada al dies Solis [día del Sol] también contribuyó ciertamente al reconocimiento general del Domingo como un día sagrado. Esto está conectado con un hecho mucho más importante, precisamente, la adopción de la semana por todas las naciones Europeas.73

El inmenso significado de esto para Cristianos se encuentra en el hecho de que Domingo no puede ser el día en que Cristo se levantó de la muerte, porque Domingo no existía en el calendario Juliano de los días de Cristo. Ni tampoco el Sábado puede ser el Sabbat de séptimo día Bíblico porque la semana pagana planetaria originalmente empezaba en el Sábado.

El siguiente dibujo de un calendario de palos, encontrado en los Baños de Titus (construido A.D. 79-81), provee prueba adicional que ni el Sabbat Bíblico ni tampoco el día de la resurrección de Cristo podrán nunca ser encontradas usando un calendario Juliano. El círculo central contiene 12

71 Odom, op.cit.

72 Franz Cumont, Textes et Monumnets Figures Relatifs aux Mysteres de Mithra, (Brussels: H. Lamertin, 1899), Vol. I, p. 112.

73 (Nueva York: G. P. Putnam’s Sons, 1912), p. 163.


signos del zodiaco, correspondiendo a los 12 meses del año. Los números Romanos en las columnas izquierdas y derechas indican los días del mes. A lo largo de la parte superior del calendario aparecen los siete dioses planetarios de los Romano- paganos.

Sábado, (o dies Saturni – el día de Saturno) era el primerísimo día de la semana, no el séptimo. Como el dios de la agricultura, el puede ser visto en su preeminente posición de importancia, teniendo su símbolo, una hoz. A continuación, en el segundo día de la semana planetaria pagano, se ve el dios sol con sus rayos de luz emanando de su cabeza. Domingo era originalmente el segundo día de la semana planetaria y era conocido como dies Solis. El tercer día de la semana era dies Lunæ (día de la Luna Lunes). La diosa luna se muestra llevando su luna creciente, cornuda, como diadema en su cabeza. El resto de los dioses que siguen a continuación en orden son: dies Martes (día de Marte); dies Mercuri (día de Mercurio); dies Jovis (día de Júpiter); y dies Veneris (día de Venus), el séptimo día de la semana.74

Cuando el uso del calendario Juliano con su reciente adopción de la semana pagana planetaria, se difundó en Europa del norte, los nombres de los días dies Martis hasta dies Veneris fueron cambiados por dioses Teutónicos.75 Esto no fue el caso de España pero ilustramos a continuación como los nombres en los otros países europeos transformaron usando el inglés como ejemplo. Mars’ Day se convirtió en Tiw’s Day (Tuesday); Mercury’s Day se convirtió en Woden’s Day (Wednesday); Jupiter’s Day se convirtió en Thor’s Day (Thursday); and Venus’ Day se convirtió en Friga’s Day (Friday.)76 La influencia de nombres para días paganos todavía ser ve hoy día. Lenguas latinas, como Castellano, retienen sus nombres astrológicos para Lunes a Viernes, viéndose la influencia Cristiana en las palabras para Domingo (o día de Señor) y Sábado (o Sabbat.)

De acuerdo a Rabanus Maurus (A.D. 776-856), el arzobispo de Mainz, Alemania, Papa Silvestre

I intentó renombrar los días de la semana planetaria para que correspondiesen con los nombres de la semana Bíblica: Día primero (primera feria), Día segundo (segunda feria), etc77 En portugués Lunes a Viernes todavía se le llama de Primera feria (feira) a Sexta feria (feira). Bede, el ―Venerable‖, (A.D. 672-735), renombrado monje Inglés y erudito, también relató los intentos

74 “Astrología, paganizó astronomía, asignando cada una de las 24 horas del día calendaríal a una deidad planetaria de acuerdo a sus supuestas posiciones sobre la tierra...Si Saturno tuviese el señorío de la primera hora del día, se le llamaba el día de Saturno...Debido a que las últimas horas del día de Saturno se asignan a Marte, la primera hora del día siguiente pertenece al Sol, el siguiente dios planetario en orden. Esto hace al Sol el señor de aquel día, para que sea llamado “el día del Sol” dies Solis (Domingo)” R. L. Odom, ¿Como adquirió Domingo su nombre? (Nashville, Tennessee: Asociación Editorial del Sur.,1972), pp. 10 & 11. Vea Apéndices H para una ilustración de los dioses planetarios mostrados en orden.

75 Ibídem., p. 5.

76 J. Bosworth & T. N. Toller, “Frig-dæg,”Un Diccionario Anglo-Saxón,1898, p. 337; Odom, ¿Como obtuvo Domingo su nombre? op.cit.; vea también “Viernes” en el Nuevo Diccionario Webster’s Universal, 2a edición, (Nueva York: Diccionarios del Nuevo Mundo/Simon y Schuster, 1983).

77 Vea Rabanus Maurus, De Clericorum Institratione, Libro 2, ch. 46, in J. P. Migne, Patrologi& Latin& Cursus Completus (Paris, 1844-1855).


de Silvestre de cambiar los nombres paganos de los días de la semana. En De Temporibus, el citó: ―Pero el santo Silvestre ordenó que se llamasen feriæ, llamando el primer día ―el Día del Señor"; imitando los Hebreos, quienes nombraban [los días] el primero de la semana, el segundo de la semana, y así para todos los otros."78 Los nombres astrológicos, sin embargo, estaban demasiado profundamente arraigados. Mientras que la terminología oficial de la Iglesia Romano Católica sigue siendo Domingo, segundo día, tercer día, etc., la mayoría de países se agarraron por completo o en parte a los nombres planetarios para los días.

La influencia astrológica se acentúa más todavía, de forma obvia y pronunciada en los márgenes del Imperio Romano, donde Cristianismo llegó tan sólo más tarde. Inglés, Holandés, Bretón, Galés, Cornualles, que eran los únicos idiomas Europeos que preservaron hasta este día los nombres planetarios originales de los siete días de la semana, todas son habladas en áreas que estaban libres de influencias Cristianas durante los primeros siglos de nuestra era, cuando la semana astrológica estaba esparciéndose por el Imperio.79

El estilo eclesiástico de nombrar los días de la semana fue adoptado por ninguna nación excepto la Portuguesa, los cuales son los únicos en usar el término Segunda Feira etc"80

El hecho de que tanto el calendario Juliano y semana planetaria pagana han sido aceptadas para uso por Cristianos revela una fusión de Cristianismo con paganismo del cual el apóstol Pablo advirtió cuando escribió:

Porque el misterio de iniquidad ya opera; sólo espera hasta que sea quitado81 de en medio el que ahora lo detiene. Y entonces será revelado aquel inicuo, al cual el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; aquel inicuo, cuya venida será según la operación de Satanás, con todo poder y señales, y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad en los que perecen; por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Y por causa de esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira; para que sean condenados82 todos los que no creyeron a la verdad, antes se complacieron en la injusticia.83

78 Vea Bede, Patrologi& Latin&, Vol. 90, op. cit.

79 Zerubavel, op.cit., p. 24.

80 “Feria,” Enciclopedia Católica, vea Vol. 6 p. 43.

81 “quitado”: #2722 – mantener abajo, poseer o tomar posesión de; “Esta palabra significa “sujetar firmemente” . . ... de hombre inicuos que restringen la diseminación de la verdad a causa de su iniquidad” (Diccionario Nuevo Expandido Strong’s, Thomas Nelson Publicado. 2001.) Esto es una palabra apropiada para comunicar que pasó cuando se amalgama paganismo y Cristianismo.

82 (#2929): Dividir o separar; hacer una distinción entre o pasar sentencia sobre. “Pronunciar Juzgamiento” (ibídem.)

83 II Tesalónica 2:7-11


La semana planetaria pagana, al igual que el calendario Juliano que lo adoptó, es irreparablemente pagano. Hechos históricos revelan que ni el Sabbat Bíblico ni el Día Primero Bíblico pueden ser localizados usando un calendario moderno. Si es importante venerar en un día específico, entonces es también importante saber que calendario usar cuando el cambio calendaríal ocurre.

© Los Fideicomisarios del Museo Británico

Esta pequeña estatuilla de plata muestra la diosa Gallo-Romana, Tutela. La diosa se muestra teniendo una patera (plato de libación) y posicionada entre sus alas están los siete dioses planetarios: Saturno, como el más importante dios gobernando el primer día de la semana, en primer lugar. En el segundo día de la semana aparece Sol (dios sol), seguido por Luna (diosa lunar), Marte, Mercurio, Júpiter y Venus. En su mano izquierda ella sostiene una doble cornucopia con bustos de Diana y Apolo; las dos cabezas en sus alas, justo por encima de su corona, son Castor y Pollux (Kastor y Polydeukes). La estatuilla, descubierta en el sud-este de Francia en 1764, está en exposición en el Museo Británico.


El niño sustituido:

La metamorfosis del Cristianismo en

Paganismo.

Los nombres paganos de la semana planetaria han sido perpetuados en el calendario en uso entre las llamadas naciones Cristianas. Cada vez que miramos al calendario tenemos delante de nosotros una recordación constante de la fusión del paganismo y Cristianismo que tuvo lugar como resultado de la gran apostasía religiosa – esa "la apostasía” predicho por el apóstol Pablo, que ocurrió en los siglos tempranos de la Iglesia Cristiana y formó la moderna Babel o sectas conflictivas y credos que profesan el nombre de Cristo.,84

E

s comprensible, aunque desafortunado, que Cristianos modernos suponen que la semana como es conocida hoy ha seguido un ciclo continuo y sin interrupción desde Creación: el mundo entero se ha unido en usar el calendario Gregoriano por 60 años mientras diferentes partes del mundo occidental aceptaron el calendario Juliano casi 2,000 años atrás! Sin embargo, ignorancia sobre la verdad no cambia la verdad; tal como Dios observa tristemente en Oseas 4:6 "Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento.” Es la responsabilidad de cada individuo de buscar por si mismos que es verdad y vivir sus vidas con ese conocimiento.

La fusión de Cristianismo y paganismo en el Mithraismo era un proceso que llevó varios siglos. Una vez que el proceso fue completado, el verdadero Sabbat del cuarto mandamiento fue perdido bajo la suposición que la forma moderna de la semana planetaria había venido a través de los siglos desde Creación sin cambio alguno. Mientras que referencias a nuevos Cristianos todavía agarrándose a sus prácticas pueden encontrarse en el Nuevo Testamento, el cambio mayor entró sigilosamente en los métodos calendariales. El calendario solar Juliano con su ciclo de semanas continuas era muy diferente del calendario luni-solar usado por los Judíos y Cristianos apostólicos. Llevar a cabo negocios con una sociedad que usa un método diferente para registrar el tiempo era difícil. Tan temprano como en las últimas partes del primer siglo, Ignacio "fue el pionero del movimiento hacia las substitución de la observación del Domingo por el de la observación del Sabbat.‖85

84 R. L. Odom, Domingo en el Paganismo Romano, (Nueva York: Servicios TEACH [didácticos], Inc., 2003), p. 202.

85 Eviatar Zerubavel, El Circulo de Sieta Días, (Chicago: Imprenta de la Universidad de Chicago, 1985), p. 22; Ignatius, Carta a los Magnesianos, (Los Padres Ante-Nicenos, Grand Rapids, Michigan: W. B. Eerdmans, 1956, James Donaldson y Alexander Roberts, eds.), Vol. 1, pp. 59-65.


Los Cristianos en Roma estaban entre los primeros en empezar a venerar por el calendario Juliano en vez del calendario Bíblico. Esto creó confusión entre los paganos. Alrededor de A.D 175-178, Celsus, un filósofo Romano y Estoico, escribió En la Verdadera Doctrina: Un Discurso Contra los cristianos.86 Esto fue una denuncia poderosa de cristiandad. Mientras su escritura "exhibe relativamente poco de la amargura que caracterizó [la mayoría de los] ataques87 [paganos] " ridiculizó no obstante a Cristianos por copiar al pagano. "El resultado de su trabajo fue de colocar al Cristiano en una luz muy desfavorable en los ojos de los romanos y sus gobernantes".88

Mientras no existe copia alguna del trabajo de Celsus hoy en día, gran parte de este fue citado en una obra grandiosa por Origen, Contra Celsum. Una cita es particularmente fascinante porque se refiere a Mithraismo y los dioses planetarios.89 Es interesante notar, también, que Origen no intentó refutar ningún paralelo que Celsus trazó entre Cristianismo y Mithraismo, en vez de esto simplemente buscó de evadir tales acusaciones.90

La extensión con la cual algunos Cristianos estaban abrazando las prácticas paganas confundió muchos de los Romanos paganos. Tertulian (c. 160-225), un temprano escritor Cristiano, escribió una defensa de los Cristianos que revela que el proceso que se llevaba a cabo entonces con algunos Cristianos venerando en Domingo, otros en Sábado, otros todavía aferrándose al Sabbat (calculado lunarmente) Bíblico. Sus declaraciones claramente revelan que Cristianos habían sido confundidos por seguidores de Mithraismo:

Otros, ciertamente más cultos, piensan que el Sol es el Dios de los cristianos, porque es sabido que oramos hacia el este y hacemos una festividad sobre el día del domingo. ¿Hace menos? No hacen la mayoría de ustedes, en la simulación de venerar los cuerpos celestes, a veces moviendo los labios hacia el sol que sube. Ustedes ciertamente son los que también recibieron el Sol en el registro de los siete días, y de entre los días lo prefirió. . . .91

86 Vea en la Verdadera Doctrina, traducido por R. Joseph Hoffmann, (Nueva York: Imprenta de la Universidad de Oxford, 1987).

87 “Celsus el Platonista,” Enciclopedia Católica, NewAdvent.org.

88 Odom, op. cit., p. 54.

89 Origen, Against Celsus, Libro 6, Capítulo 22 in The Ante-Nicene Fathers, (New York: Charles Scribner’s Sons, 1913), Vol. 4, p. 583.

90 Ibídem.

91 Tertulian, Ad Nationes, Libro 1, Capítulo 13 en J. P. Migne, Patrologi& Latin& Cursus Completus, (Paris, 1844­1855), Volúmen 1, columnas 369-372.


Es fácil ver como Cristianos venerando en Domingo serían confundidos con paganos. Las similitudes entre Cristo y Mythra incluyen:

1.      Ambos proclaman ser el Salvador de humanidad

2.      Nacimiento de una virgen, asistido por pastores

3.      Maestro que viaje y enseña moralidad

4.      Doce seguidores

5.      Milagros

6.      Fecha de nacimiento en Diciembre 25 92

7.      Se sacrificó a si mismo para la paz mundial

8.      Enterrado en una tumba, resurrección en el tercer día

9.      Salvador de humanidad

10.  Conocido como el buen pastor y la Luz del Mundo: considerado el camino, la verdad y la vida.

11.  Seguidores prometidos inmortalidad

Cuando Cristianos también adoptaron el calendario Juliano para venerar, los paganos podían ver poca diferencia entre Cristianismo y Mithraismo, otro que la refuta del Cristiano de quemar incienso al emperador, lo cual era considerado como traición. Otra citación de Tertulian es muy significativa, otra vez revelando las diferentes prácticas entre Cristianos, algunos venerando en Domingo, otros en Sábado lo cual el indica ser una desviación de la práctica Judía (los Cristianos apostólicos en estos tiempos todavía mantenían el Sabbat de acuerdo al calendario Bíblico):

Seremos tomados por Persas [Seguidores de Mythra], quizás. . . La razón para esto, supongo, es porque es sabido que oramos hacia el este. . . Igualmente, si dedicamos el día del Sol a la festividad (por una razón muy diferente que el culto de Sol), estamos en un segundo lugar de los que dedican el día de Saturno, ellos mismos también desviándose a manera de una costumbre judía de que son ignorantes.93

Esta citación afirma que la veneración del Sábado era en sí misma una desviación de la costumbre Judía de venerar en el séptimo día del calendario original.

No asumas que debido a que algunos Cristianos aceptaron uno calendario paganos y prácticas que este cambio ocurrió sin protesta por parte de otros Cristianos. Cristianos apostólicos, aquellos que se adherían estrictamente a las enseñanzas de los apóstoles y sus descendientes espirituales inmediatos, estaban gravemente trastornados con lo que veían como apostasía

92Mientras Cristo no nació en Diciembre 25, continua como el día de “cumpleaños” oficial del Mesías

93 Tertullian, Apologia, cap. 16, in J. P. Migne, Patrologi& Latin&, Vol. 1, cols. 369-372; Traducción Estándar Inglesa

en Padres Ante-Nicenos, (Nueva York: Hijos de Charles Scribner, 1913), Vol. 3, p. 31.


pagana entrando dentro de la iglesia. El prejuicio contra Cristianos era extremo. De hecho, el mayor empuje del trabajo de Tertulian, el Apologeticum, fue el de defender al Cristianismo contra el tratamiento irrazonable por parte de muchos paganos.

Tertulian, talentoso de lengua aguda y mordaz y con gran gusto para la ironía, indica el tratamiento contradictorio de Cristianos en contraste a los criminales comunes por los magistrados.94 Mientras que un criminal común fue atormentado hasta que confesara un crimen, Cristianos que confesaron ser "Cristiano" fueron atormentados hasta que ellos lo negaran. Mientras Cristianos fueron acusados de incesto ritualístico y de comer a bebés, tales cargas nunca habían sido demostradas. ¡Además, Tertulian retuertamente observó, los paganos (que abandonó a niños no deseados) era tan licencioso que el incesto para ellos era una ocurrencia inevitable y desconocida!

No es para cristianos de juzgar hoy aquellos que sufrieron persecución extrema en el pasado. Sin embargo, debe ser comprendido que el paganismo hizo caminos entrantes en el Cristianismo sólo bajo protesta extrema y a través de la sangre de mártires. Los que se negaron a dejar caer un pellizco de incienso en honor al emperador "divino" a menudo serían forzados a sostener un puñado de incienso mezclado con brasas de carbón. Si la mezcla abrasadora fuese retirada debido a los reflejos o si se cayó sólo después de que los dedos fueran quemados, los paganos se alegraban de que honor apropiado había sido dado al emperador.95

Se esperaba de los Cristianos que ofreciesen un pellizco de incienso a los otros Dioses romanos. "Oración a los planetas en sus respectivos días era una parte del culto de los cuerpos celestes"96. Algunos teólogos modernos reconocen, "Sí, cuando el Sabbat de séptimo día es calculado por el calendario Bíblico, caerá de forma distinta; pero todo lo que Dios requiere de nosotros es de mantener el Sabbat de séptimo día en el calendario usado por la sociedad". Tal creencia revela una falta trágica del conocimiento de los asuntos que están en juego. La semana planetaria con los siete Dioses astrológicos fue vista claramente por Cristianos apostólicos como ligado al culto de demonios. La Biblia es inexorablemente clara en que los ritos del paganismo son cultos nada menos que de demonios: "Antes digo que lo que los gentiles [paganos] sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios.‖97

94

Para futura investigación, vea: www.tertullian.org .

95 Antonio Gallonio, De SS. Martyrum Cruciatibus, 1591. Publicado en Inglaterra: Torturas y Tormentas de los Mártires Cristianos, A. R. Allinson, traducido (Londres: Imprenta Fortuna, 1903), p. 143. La intención del Libro fue la “edificación de los fieles” y publicado con la aprobación de la Iglesia Romano Católica.

96

Odom, op.cit., p. 158.

97

I Corintianos 10:20


La ilustración mostrada arriba,98 encontrado en y Torturas y Tormentos de Mártires Cristianos muestra a un mártir, figura A, que es forzado a sostener un puñado de brasas de carbón. 99 El título lee: "Mártir cuya mano es llenado de incienso mezclado con brasas vivas, y que al ser forzado por el dolor a dispersar el incienso, se dice ha hecho sacrificio al ídolo". El grupo de rayos en la forma de X como era costumbre con un cerrojo grueso que biseca, revela el ídolo como el Dios planetario, Júpiter.100 Ningún cristiano verdadero, para guardar su vida, ofrecería un pellizco de incienso al dios planetario de ese día, ni Saturno incluso si el Sabbat de séptimo día en esa lunación por acaso coincidiese con el día de Saturno. Hacer esto reconocería Saturno como "dios" de ese día.

Los principios calendariales abarcan asuntos mucho más importantes que lo que se ha entendido. El día en el cual se venera revela el Dios/dios que está siendo venerado. Los tempranos Cristianos sabían bien que venerar por el calendario pagano era dar homenaje al dios pagano. Al venerar usando el calendario luni-solar del Creador, ellos estaban declarando su lealtad al Dios del Cielo.

La aceptación de la Cristiandad del calendario pagano no sucedió de la noche a la mañana. Algunos Cristianos cedieron en un punto, otros en otro. Algunos se adhirieron estrictamente al calendario luni-solar, mientras otros mantuvieron el Sabbat lunar, pero reconocían también el Domingo. Todavía otros mantuvieron tanto el Sábado como el Domingo, mientras algunos veneraban sólo el Domingo. Los compromisos de una generación fueron tomados un poco más allá por la siguiente.

En cada paso en el curso de la apostasía, cada paso tomado en adoptar las formas de culto del sol, y contra la adopción y la observancia del Domingo mismo, había habido protesta constante por todos los verdaderos Cristianos. Los que se quedaron fiel a Cristo y a la verdad de la pura palabra de Dios observaron el Sabbat del Señor según el mandamiento, y según la palabra de Dios que expone el Sabbat como el signo por el cual el Señor, el Creador del cielo y la tierra, es distinguido de todos los otros dioses. Estos por consiguiente [los verdaderos Fieles] protestaron contra cada fase y forma de culto del sol. Otros cedieron, especialmente en el Oriente, observando tanto el Sabbat como el Domingo. Pero en el Occidente bajo influencias romanas y bajo el liderazgo de la iglesia y el obispado de Roma, tan solo fue adoptado y observado el Domingo. 101

98 Esta ilustración era un plato engravado hecho por Antonio Tempestad de Firenza (Florencia) inspirado en los diseños de Giovanni de Guerra de Módena, pintor al Papa Sixtus V.

99 Galoneo, Torturas y Tormentos de los Mártires Cristianos, op.cit., p. 138.

100 Día de Júpiter, dies Jovis, corresponde con el Jueves moderno.

101 A. T. Jones, Las Dos Repúblicas, (Ithaca, Michigan: Editorial A. B., Inc., n.d.), pp. 320-321.


Debido a que los calendarios eran tan diferentes,, cada área de la vida estaba necesariamente afectada. Aquellos que no se habían comprometido de corazón a la doctrina pura encontraron excusas fáciles para deshacer su compromiso. Eruditos creían que Eusebius de Caesarea fue el primer escritor eclesiástico a espiritualizar el nombre pagano ―Domingo [Dies Solis]‖ para hacerlo más sabroso para Cristianos. El dijo del dies Solis, Domingo: ―en el [dies Solis] por nuestras almas el Hijo de la Rectitud subió.‖102 El además escribió ver ―la cara de la gloria de Cristo, y percibir el día de Su luz.‖103

Un registro de la transición Cristiana al calendario pagano ha sido preservado en varias inscripciones sepulcrales. Una inscripción Cristiana se refiere al día Mercuri (día de Mercurio) en su texto. La fecha del epitafio es creída ser cualquiera de los dos A.D. 291 o 302.104 Otra inscripción Cristiana, una de las más viejas datadas a ser descubiertos en Roma, se refieren a dies Veneris (día de Venus). ¡Lo que pone esta inscripción particular aparte es el hecho de que lista tanto la fecha del calendario Juliano como la fecha luni-solar! Fechado a A.D. 269, indica:

En el consulado de Claudio y Paternus, en las Nonas de Noviembre, en el día de Venus, y en el día vigésimo cuarto del mes lunar, Leuces colocó [este monumento] a su hija muy estimada Severa, y a Tu Espíritu Santo. Ella se murió [en la edad] de 55 años, y de 11 meses [y] 10 días.105

Las "Nonas" de noviembre son 5 de noviembre que se cayó en el día de Venus, el viernes. En esa lunación este correspondía con el día vigésimo cuarto del mes lunar, o de "Segundo Día" en la semana Bíblica.

Esta metamorfosis lenta de pura Cristiandad apostólica, a una Cristiandad entrelazada con principios calendariales paganos es en gran parte responsable de la falta del conocimiento que existe hoy con respecto al calendario verdadero del Creador. El ciclo pagano de semanas ininterrumpidas abarca tan lejos en el pasado histórico, que se asume que un ciclo semanal continuo siempre ha existido. Los hechos históricos del calendario Juliano han sido olvidados y el razonamiento circular ha sido utilizado para "demostrar" que el Sábado es el Sabbat Bíblico: por ejemplo. la semana moderna Gregoriana ha tenido ciclos de semanas de siete días continuos por lo tanto semanas siempre han seguido un ciclo continuo. El sábado, entonces, debe ser el Sabbat de séptimo día del cuarto mandamiento.

102 Eusebius, Comentario sobre Salmos, Salmo 91 (Salmo 92 in A.V.), in J. P. Migne, Patrologi& Gr&cc& Cursus Completus, (Paris, 1856-1866), Volúmen 23, columna 1169.

103 Eusebius, Pruebas del Evangelio, Libro 4, Capítulo 16, traducido por W. J. Ferrar, Vol. 1, p. 207 tal como citado en ibídem.

104 E. Diehl, Inscritciones Latin& Christian& Veteres, (Berolini, 1925), Vol. 2, p. 118, #3033.

105 Ibídem., p. 193, #3391. Vea también, G. B. de Rossi, Inscriptiones Christian& Urbis Rom&, Vol. 1, Parte 1, p. 18, #11.


Católicos y protestantes que veneran en el Domingo, el primer día de la semana del calendario Gregoriano, ha sido tomado como "prueba" adicional que el Sábado es el Sabbat de séptimo día Bíblico. ¿Después de todo, "Si el Sábado no es el Sabbat verdadero, por qué se molestaría Satanás con tener a personas venerando en el Domingo"? Este doble engaño ha afirmado el Sabbatario de Sábado en su suposición que el Sábado es el Sabbat Bíblico. Sin embargo, los hechos históricos alumbran con brillo dispersando la oscuridad de error y tradición para revelar los orígenes paganos de ambos días modernos de culto, el Domingo y el Sábado.